Por y para nuestros niños y adolescentes

Quiero compartir con todos vosotros, el inicio de una jornada de trabajo de un domingo frío de enero en la planta de oncología de La Paz. Ese lugar donde están en tratamiento  muchos de los niños y adolescentes a quienes dirigimos nuestro trabajo desde la Fundación Blas Méndez Ponce. Y al encontrarme con ellos, tengo la suerte de poner cara e historia a todos nuestros protagonistas, a los “prota” de nuestro esfuerzo y actividad ( viajes, juegos, fiestas, sueños…..)

blanca_hospi 

Nunca sé lo que me espera a las 7 de la mañana,  cuando tengo que abrir cada una de las 16 habitaciones de oncología pediátrica, la sexta planta donde orgullosamente trabajo, y me encuentro…. con  niños y adolescentes felices, unos por que es su santo, otros porque es domingo, otro porque hoy vienen a verle sus hermanos….algunos me daban los “buenos días Blanca” cuando  les iba a tomar la muestra para la  analítica ,con una cara tan alegre y bonita …., que se merecen que demos todo por ellos!!!!y esos padres, hoy más que madres (porque era domingo) y abuelas que habían acompañado a sus seres más queridos en una noche de hospital con los pitidos de las bombas, sus ruidos, su preocupación y todos, todos ellos,  me recibían con un BUENOS DIAS,  que me daba ilusión y alegría para realizar mi trabajo con todos ellos, ese domingo y todos los días de mi vida.

Cuando se acaba la mañana después de cumplir con mis labores de enfermera, me siento especial, porque a través de todos ellos, recibo apoyo, agradecimiento y la razón de ser de toda nuestra lucha en  LA FUNDACION, porque esas caras, esas sonrisas, me dicen : Blanca no decaigas, ellos se merecen que sigamos luchando por esos grandes personajes de la vida que te abren los ojos día tras día.

 

Para ellos y por ellos, mi más cariñoso abrazo

 

Blanca Montero

Enfermera de Oncología Pediátrica del Hospital La Paz

Voluntaria  de la Fundación Blas Méndez Ponce

Anuncios

  1. Javier Hortal

    Qué maravilloso trabajo el tuyo. Claro que es especial y vital. Siempre que paso cerca de la torre redonda de la Paz, en coche o andando, miró para arriba buscando ese trozo de cielo con su pasillo estelar, con sus habitaciones acogedoras y tengo la certeza de que allí habita la ilusión, el cuidado y el cariño que ponéis gente como tú. Gracias.

    • Blanca

      Gracias Javier!!! Cada una de esas habitaciones de ese pasillo de oncología hablan x si solas historias enternecedoras, que merecen todo el cariño de los trabajadores que allí estamos que con alegría, entusiasmo y optimismo realizamos nuestra labor.
      Para algunos de nosotros el trabajo no acaba en ese pasillo y seguimos apoyando y colaborando en fundaciones, asociaciones…..ayudando a estas familias en este difícil camino, a disfrutar con buenos momentos, a reír, a jugar….y a sacarle partido a los ratos libres de hospital. Gracias a esos mis compañeros enfermeros y médicos que cuando les pedí ayuda confiaron en mi, sin dudarlo se han quitado el uniforme de trabajo, y siguieron trabajando fuera sin uniforme, pero eso si con gran profesionalidad, entusiasmo y cercanía , colaborado cn la FBMP en las actividades extrahospitalarias en cada uno de los rincones x los que la fundación se desplaza cargada de ilusión y magia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s