Etiquetado: historias con esperanza

Los maestros de la vida

conxa
Cierro los ojos y me paro a pensar… cuantas imágenes me vienen a mi cabeza…
Hace ya casi 17 años que colaboro con la Fundación, no puedo dejar de ver las caras de esos niños… pequeños, medianos, adolescentes,…; cuantas risas me inundan la cabeza, cuantas confidencias, cuantas experiencias vividas…
Cada uno de los niños o adolescentes  que ha participado en las actividades de la Fundación  ha dejado su huella, no hay ninguno que haya pasado desapercibido, porque cada uno de ellos es especial, único, irrepetible, al igual que lo son para sus padres.
Podría contar mil anécdotas de cada viaje que hemos realizado con ellos, podría dibujar las caras de felicidad que tienen cuando estamos todos juntos y por ejemplo, cuando algunos ven la playa por primera vez en su vida  y quieren saber donde esta el tapón que evita  que el agua se vaya. O cuando dan de comer a un elefante, y ven atónitos, que el animal  con su trompa coge la  manzana y se la come ( y eso les ocurre a ellos!!!). O cuando suben a un avión del ejercito que les lleva lejos y se sienten héroes del cielo, cuando ven un volcán y les cuentan que en su interior vive su dueño y que hay que respetar su territorio. O cuando hacen una pizza con sus manos y la preparan con amor para su familia… y siempre , siempre, cuando hacemos el “Buenas noches” y aparecen los guiños de complicidad, porque miran  a su compañero y se sienten iguales y ESPECIALES.
Cuando TODOS juntos cantamos nuestra canción  “Color Esperanza” y nos emocionamos porque sabemos que lo conseguiremos.
Todo esto y mucho más es lo que yo tengo la suerte de compartir con ellos, “Unos maestros de la vida” porque para mi lo son… por su FUERZA, por su LUCHA, por su VALENTÍA, por SEGUIR, y si ellos SIGUEN, nosotros SEGUIREMOS a su lado, ayudando a encontrar ESPERANZA.
Conxa Francés
Voluntaria y patrona de la Fundación Blas Méndez Ponce

OS PRESENTAMOS A SAÚL Y ÉL OS RELATA SU BATALLA

SAÚL Y SU CARRERA POR LA VIDA

 saul_hospi

Me llamo Saúl Torres Ruiz y cuando aún no había cumplido los tres años el maldito cáncer llamó a mi puerta, me detectaron una Leucemia Mielomonocítica Crónica Juvenil con Eosinofilia. El pasado 6 de septiembre de 2012 marcó mi Vida y la de los míos.

Me tocaba luchar contra algo bastante malo y desconocido para mi, el bicho, me había tocado y había sido escogido para algo que marcaría mi vida y la de mis familiares. Tenía una prueba bastante dura y difícil por delante: LA CARRERA POR LA VIDA, os preguntaréis ¿qué es eso?, pues muy sencillo es una carrera muy larga llena de obstáculos y dificultades, con subidas y bajadas, en las que me  tropezaré muchas veces, me caeré y tendré que volver a levantarme y seguir la luz de la Esperanza en el horizonte. La carrera no consiste en ganarla, sino en llegar a la meta; esa meta es la VIDA por la que lucho día a día. El día que llegue a la meta me llevaré el gran premio LA CURACIÓN DE MI ENFERMEDAD. Para ello no hay fechas ni tiempo sólo hay lucha, lucha y más lucha. Pero esta carrera no la hago sólo, voy de la mano de mis padres y mi hermano Rubén y de todos los que me apoyan y siempre están ahí conmigo.

Sólo existía una opción para poder curarme de esta enfermedad: un trasplante de médula ósea, pero el camino no iba a ser fácil tendría que encontrarme con muchos obstáculos antes de mi trasplante.

El 19 de noviembre de 2012 marcó un antes y un después en mi lucha contra la leucemia, ingresé en el Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid pidiendo una oportunidad a la VIDA. Desde el primer día recibí todo el cariño de todo el personal del hospital y de todos los voluntari@s, de los cuales he aprendido una de las lecciones mas grandes de la Vida: “ayudar día a día a los niños con cáncer a cambio de nada, ayudándonos a tener una estancia más fácil y a no perder nunca la sonrisa de nuestra cara”.

Con la entrada del nuevo año me sometí a un trasplante de médula ósea haploidéntico, mi papá era el donante, pero fue duro porque en menos de tres semanas se había derrumbado todo por lo que estaba luchando y el trasplante había fallado. Pero nunca me rendí no había tiempo para lamentarme tenía que levantarme y aunque estaba debilitado tenía que sacar más energía y más fuerza que nunca para saltar el obstáculo más difícil, estaba dispuesto a afrontar un segundo trasplante de médula ósea.

El día 12 de febrero me sometí al nuevo y definitivo trasplante de médula ósea haploidéntico, mi padre volvía a ser nuevamente el donante. Esta vez todo era diferente, el trasplante había sido en una especie de “Hotel de Concentración de 5 Estrellas” llamado CENTRO MAKTUB. Esta vez todo iba bien y mi médula empezaba a funcionar, pero no todo se quedaba aquí y cuando empezaba a recuperarme tuve una cistitis hemorrágica que alargaría mi estancia en el hospital. Era un nuevo obstáculo pero ahora no me iba a rendir y estaba dispuesto a saltarlo con más fuerza que nunca.

El día 19 de abril me dieron el alta y volví a pisar la calle y a sentir los rayos de luz en mi cara; todavía no podía volver a mi casa y tenía que quedarme una temporada en Madrid, en la Residencia de la A.E.C.C., para hacerme las continuas revisiones en el hospital y ver que todo seguía bien.

El día 7 de junio cuando fui a revisión recibí la noticia con la que llevaba muchos meses soñando: podía volver a casa, a mi querida Huelva, podía volver a hacer vida familiar con mis padres y mi hermano Rubén. No tenía que volver a una nueva revisión hasta septiembre.

Desde mi tierra tengo que seguir saltando obstáculos; el último la varicela, pero ya está superado.

A día de hoy, sigo evolucionando satisfactoriamente de mi segundo trasplante y mi nueva médula sigue trabajando. Sigo saltando obstáculos en mi particular CARRERA POR LA VIDA.

saulok

Si quieres saber algo más sobre mí me puedes encontrar en mi blog donde cuento mi día a día: http://saulnecesitamedula.wordpress.com/


Saúl, otro pequeño Gran Héroe, otro ejemplo de superación que lucha diariamente para ganarle la batalla al Cáncer.

De vuelta de Condemios

indio

¡¡¡Ya estamos de vuelta!!!

Hemos pasado un fin de semana perfecto con las familias, alojándonos en cabañas de madera en plena naturaleza. Rodeados de árboles y pájaros, hemos comido al aire libre, nos hemos divertido con un montón de juegos, y reído a carcajadas con una gymkana donde padres, niños y monitores, lo hemos dado todo.

lucha

Tuvimos la suerte de que el tiempo espectacular nos permitiese dar largos paseos por las praderas y acercarnos a saltar pequeños ríos, descubriendo cosas tan originales como un gran indio tallado en un árbol.

caballo

En el campamento, Raúl y Sergio nos enseñaron cómo acercarnos cuidadosamente a tocar a los caballos, y cómo montarlos ¡¡sin silla!! Los  papis nos regalaron momentos mágicos a lo largo de toda la velada, y los monitores, como siempre, no han dejado de sorprendernos con sus actividades. ¡¡ Un fin de semana, sin lugar a dudas, muy, muy especial!

carretilla

Agradecemos enormemente su esfuerzo a todos los colaboradores y personas que hacen posible que actividades como esta tengan lugar. Queremos mencionar especialmente a  Barclays, que nos enviaron voluntarios tan simpáticos y entregados y a la Asociación Vasija, por abrirnos las puertas de su casa y enseñarnos la gran labor que realizan.

Besos a todos!!

COLOR ESPERANZA en el día internacional del cancer infantil

¿ Sabes como es el color esperanza?

El vídeo lo puedes ver también en http://vimeo.com/59587133

Nosotros, en la Fundación Blas Méndez Ponce, lo descubrimos cada día, con los niños y adolescentes enfermos de cáncer.

…es cálido, divertido, soñador, limpio, festivo, creativo….

Faltan palabras para relatar las realidades que vivimos con estos valientes, cuando pasamos un día en la montaña con ellos, o cuando les acompañamos en sus fiestas y juegos, o nos vamos a la playa, o disfrutamos juntos de una sesión de magia o de una merienda ….o nos quedamos a su lado en sus siempre temidos aislamientos hospitalarios……

Somos afortunados porque tenemos la oportunidad de ver como se sienten especiales, se transforman en reyes por un día, o en magníficos cocineros o en espléndidos arqueros, o en escaladores , o en verdaderos artistas del graffiti…

Son exploradores de una vida difícil, y no se detienen ante barreras corrientes. Viajamos con ellos en trenes, en grandes autobuses, en barco, y hasta en aviones del ejército, para alcanzar nuestros destinos favoritos :

El Parque Natural de Cabárceno y el Palacio de la Magdalena en Cantabria, Tarifa y la bahía de Algeciras, donde cada año avistamos delfines; las Cañadas del Teide y la maravillosa isla volcánica….

Todas estas aventuras y otras muchas actividades deportivas, y artísticas, son una realidad porque contamos con la ayuda de nuestros Voluntarios de la Sonrisa del Sol, pero también con el apoyo y colaboración de muy distintas entidades, tanto públicas  como privadas que nos facilitan transporte, alojamiento, manutención…y con la ayuda de médicos, enfermeras, trabajadores sociales etc… que saben que la enfermedad oncológica transciende al hospital y sus cuidados.

No hablamos de lidiar una guerra, vivimos el cáncer con ellos, para que crezcan con esperanza.

Necesitamos de vuestra ayuda, más que nunca, para que nuestro proyecto, el suyo siga adelante.

Hazte socio de la Fundación Blas Méndez Ponce,

http://www.fundacionblasmendezponce.org/socio.html

brindanos tu ayuda hoy y siempre , te aseguramos que recoges mucho más de lo que das…. ..y prueba de ello son estas imágenes llenas de vida, de color esperanza…….

Fundación Blas Méndez Ponce

15 de Febrero de 2013

Día Internacional del Cáncer Infantil

Campaña de búsqueda de recursos para seguir viajando y descubriendo emociones con el cancer infantil

Imagen

Con motivo de la celebración del Día internacional del Cancer, y del Día del Cancer Infantil, ponemos en marcha una campaña para captar recursos :

El cáncer existe todos los días, y todos los días, durante estos últimos 15 años  , la Fundación Blas Méndez Ponce, viene acompañando y apoyando a familias que sufren el cáncer infantil.

Pero en un día como hoy , queremos recordaros que el cáncer no es un estigma, no es una desgracia segura, no es tan sólo un problema de salud  …… el cáncer infantil cambia la vida de los niños , pero también la de sus padres , de sus hermanos, de sus amigos , de su colegio….

Por ello en la Fundación Blas Méndez Ponce, trabajamos desde la vivencia personal, con todos los implicados para ayudar a que estos niños crezcan y compartan emociones, deporte, naturaleza, diversión, cultura y sobre todo esperanza………

Necesitamos tu ayuda, hazte socio de la Fundación Blas Mendez Ponce http://www.fundacionblasmendezponce.org/socio.html

O colabora en nuestra campaña anual, porque con nuestro grano de arena, podremos organizar las actividades que año tras año animan y entusiasman a nuestros valientes .

http://www.migranodearena.org/ramonruiz1

Dinfúndelo entre tus contactos y llegaremos muy lejos.