Etiquetado: transplante de médula ósea

OS PRESENTAMOS A SAÚL Y ÉL OS RELATA SU BATALLA

SAÚL Y SU CARRERA POR LA VIDA

 saul_hospi

Me llamo Saúl Torres Ruiz y cuando aún no había cumplido los tres años el maldito cáncer llamó a mi puerta, me detectaron una Leucemia Mielomonocítica Crónica Juvenil con Eosinofilia. El pasado 6 de septiembre de 2012 marcó mi Vida y la de los míos.

Me tocaba luchar contra algo bastante malo y desconocido para mi, el bicho, me había tocado y había sido escogido para algo que marcaría mi vida y la de mis familiares. Tenía una prueba bastante dura y difícil por delante: LA CARRERA POR LA VIDA, os preguntaréis ¿qué es eso?, pues muy sencillo es una carrera muy larga llena de obstáculos y dificultades, con subidas y bajadas, en las que me  tropezaré muchas veces, me caeré y tendré que volver a levantarme y seguir la luz de la Esperanza en el horizonte. La carrera no consiste en ganarla, sino en llegar a la meta; esa meta es la VIDA por la que lucho día a día. El día que llegue a la meta me llevaré el gran premio LA CURACIÓN DE MI ENFERMEDAD. Para ello no hay fechas ni tiempo sólo hay lucha, lucha y más lucha. Pero esta carrera no la hago sólo, voy de la mano de mis padres y mi hermano Rubén y de todos los que me apoyan y siempre están ahí conmigo.

Sólo existía una opción para poder curarme de esta enfermedad: un trasplante de médula ósea, pero el camino no iba a ser fácil tendría que encontrarme con muchos obstáculos antes de mi trasplante.

El 19 de noviembre de 2012 marcó un antes y un después en mi lucha contra la leucemia, ingresé en el Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid pidiendo una oportunidad a la VIDA. Desde el primer día recibí todo el cariño de todo el personal del hospital y de todos los voluntari@s, de los cuales he aprendido una de las lecciones mas grandes de la Vida: “ayudar día a día a los niños con cáncer a cambio de nada, ayudándonos a tener una estancia más fácil y a no perder nunca la sonrisa de nuestra cara”.

Con la entrada del nuevo año me sometí a un trasplante de médula ósea haploidéntico, mi papá era el donante, pero fue duro porque en menos de tres semanas se había derrumbado todo por lo que estaba luchando y el trasplante había fallado. Pero nunca me rendí no había tiempo para lamentarme tenía que levantarme y aunque estaba debilitado tenía que sacar más energía y más fuerza que nunca para saltar el obstáculo más difícil, estaba dispuesto a afrontar un segundo trasplante de médula ósea.

El día 12 de febrero me sometí al nuevo y definitivo trasplante de médula ósea haploidéntico, mi padre volvía a ser nuevamente el donante. Esta vez todo era diferente, el trasplante había sido en una especie de “Hotel de Concentración de 5 Estrellas” llamado CENTRO MAKTUB. Esta vez todo iba bien y mi médula empezaba a funcionar, pero no todo se quedaba aquí y cuando empezaba a recuperarme tuve una cistitis hemorrágica que alargaría mi estancia en el hospital. Era un nuevo obstáculo pero ahora no me iba a rendir y estaba dispuesto a saltarlo con más fuerza que nunca.

El día 19 de abril me dieron el alta y volví a pisar la calle y a sentir los rayos de luz en mi cara; todavía no podía volver a mi casa y tenía que quedarme una temporada en Madrid, en la Residencia de la A.E.C.C., para hacerme las continuas revisiones en el hospital y ver que todo seguía bien.

El día 7 de junio cuando fui a revisión recibí la noticia con la que llevaba muchos meses soñando: podía volver a casa, a mi querida Huelva, podía volver a hacer vida familiar con mis padres y mi hermano Rubén. No tenía que volver a una nueva revisión hasta septiembre.

Desde mi tierra tengo que seguir saltando obstáculos; el último la varicela, pero ya está superado.

A día de hoy, sigo evolucionando satisfactoriamente de mi segundo trasplante y mi nueva médula sigue trabajando. Sigo saltando obstáculos en mi particular CARRERA POR LA VIDA.

saulok

Si quieres saber algo más sobre mí me puedes encontrar en mi blog donde cuento mi día a día: http://saulnecesitamedula.wordpress.com/


Saúl, otro pequeño Gran Héroe, otro ejemplo de superación que lucha diariamente para ganarle la batalla al Cáncer.

Anuncios